Evita las sorpresas desagradables en el sexo anal

Para disfrutar de una experiencia completamente satisfactoria en el sexo anal y sin ningún tipo de sorpresas desagradables es importante que se realice una buena limpieza antes del coito o en cualquier otra práctica sexual anal. En estos casos suele utilizarse el enema anal, una práctica efectiva para la completa limpieza del recto y es válida tanto para las mujeres como hombres.

A pesar de que se puede practicar el sexo anal sin necesidad de usar el enema anal previamente, este tipo de artículos ayudarán a evitar que durante el sexo puedan suscitarse sorpresas desagradables. Además el sexo anal es totalmente excitante y placentero, por ello es muy importante siempre mantener las medidas de higiene para disfrutar y alcanzar el clímax.

El enema es un objeto de bomba hueva que se llena con agua para limpiar el recto. Es recomendable que en la primera vez se utilice agua potable para evitar que cualquier tipo de cloro pueda irritar la zona. Con este pequeño complemento la limpieza anal ya no será un problema, sino que se convertirá en una experiencia placentera.

Para su utilización es muy importante estar relajados, así el proceso será más fácil. La duración de la limpieza durará cerca de 5 a 10 minutos, es un procedimiento que sin duda garantizará un sexo anal sin sorpresa y muy placentero. Por supuesto, dentro de ese tiempo se debe esperar porque luego tendrás que ir al baño, y debes practicar la limpieza al menos dos veces para que no quede nada de residuos fecales.

Cuando sientas que todo está limpio, será momento de comenzar con el sexo. Recuerda que en todo acto de sexo anal siempre tendrás que realizar lo mismo, ya que no querrás tener sorpresas inesperadas. Por el contrario con la higiene intima sentirás más placer

Leave A Comment?